COMO INCREMENTAR TU VIDA SEXUAL DURANTE LA MENOPAUSIA

La intimidad que compartes con tu pareja puede ser tu arma secreta para aliviar el estrés y para mantenerse conectados los dos durante la menopausia. Mientras los cambios hormonales y la resequedad vaginal pueden afectar el deseo sexual, un par de trucos que rompan tu rutina diaria pueden servir en gran medida para incrementar tu libido, generando mayor placer los dos. Sólo ten presente  que si tus síntomas son severos o duraderos, debes consultar a tu médico de confianza.

Desahógate!

Así como tus hormonas pueden fluctuar, tu estado de ánimo también. Pero no dejes que algunos sentimientos negativos te quiten lo mejor de ti.  Cuando te guardas tus sentimientos, es más difícil lograr excitarte. Necesitas desahogarte con tu pareja o algún amigo(a) cercano, y contarle tus frustraciones y aquellas cosas que te están generando estrés. Ya sea que  estén relacionados o no con tu intimidad.

Y si no hay nadie que te pueda dar el apoyo que necesitas, considera asistir a algún tipo de terapia. Un(a) terapeuta que esté especializada en tratar  temas relacionados con la sexualidad, puede entenderte y ayudar a manejar factores emocionales que pueden influir en la perdida de la libido.

Dale prioridad a tu intimidad

Si no priorizas tu intimidad, ésta puede fácilmente afectarse. Para mantener los tejidos de la vagina sanos, se requiere una buena irrigación sanguínea en esta parte de tu cuerpo. Para esto, considera tener relaciones sexuales semanalmente y como mínimo  cada dos meses. Separa tiempo para el “juego previo", concentrándote en lo que te excita realmente.

Higiene y Lubricación

Si estas experimentando resequedad vaginal, Evita el uso de jabones perfumados en esta área. Algunos químicos nocivos pueden incluso empeorar tus síntomas, de acuerdo con la Sociedad Norteamericana de Menopausia. En vez de eso, utiliza agua limpia. Y cuando entres en intimidad, no olvides aplicar un lubricante. K-Y Warming Gel, te ayuda a dar el salto en la intimidad, haciéndola mucho más espontánea y divertida.

Concéntrate en la Intimidad Emocional

La intimidad implica mucho más allá de lo que sucede entre las  sábanas. Sentirte cercana a tu pareja puede incrementar el deseo sexual. Buscar nuevas experiencias para compartir con tú pareja como salir a cenar en nuevos restaurantes o unas vacaciones en algún sitio que siempre quisieron explorar, puede servir para despertar esas hormonas que te hacen sentir bien. Juegos sensuales,  sin necesidad  de penetración, pueden tener efectos similares. Un baile romántico bajo las estrellas. Recuerden lo que los unió y enamoró a los dos en primer lugar.